27/6/14

Tengo tu número

Diez días antes de la boda, Polly pierde su anillo de compromiso. Todo se tuerce en un hotel lujoso de Londres en el que ella y sus amigas están celebrando su despedida de soltera por todo lo alto. Todas quieren probarse ese anillo tan valioso, y entre risas y champán, suena la alarma de incendios y salen corriendo a la cal le. Al llegar fuera, nadie tiene el anillo. Desesperada, Polly empieza a llamar a todo el mundo para pedir ayuda y ¡alguien le quita el móvil de la mano! ¡Se lo han robado también! ¿Cómo la van a avisar ahora cuando encuentren el anillo? Y acto seguido, ve un móvil en una papelera, un móvil tirado a propósito a la basura y que ella necesita urgentemente. Polly le pasa el nuevo número a todos sus amigos y además contesta las llamadas que recibe y lee los mensajes dirigidos a la propietaria anterior, la secretaria (que acaba de dimitir) de Sam Roxton, un empresario importante. Mientras sigue buscando el anillo, Polly está en contacto con Sam Roxton, el dueño del nuevo teléfono. Sam le dejará quedárselo un tiempo a cambio de que le reenvíe todos los mensajes que reciba, pero Polly a veces contesta de parte de Sam en temas profesionales y también personales. No tiene freno. Sam también empieza a opinar sobre la vida de Polly, sobre su boda, sobre los suegros y sobre el mismo novio, quien, quizás, no sea tan maravilloso como pensaba.

_________________________________________________________________________________

Cuando empecé a leer esta novela de Sophie Kinsella tenía muchas expectativas ya que había terminado No te lo vas a creer y ese me había dejado un buen sabor de boca. Bueno, pues con este libro no me ha decepcionado en absoluto.

En este libro nos encontramos a una chica adorable que ha perdido su anillo de boda después de dejar que todas sus amigas se lo prueben y es que cuando hay algo así de por medio todas corren como buitres por la envidia que sienten. Polly es una chica que trata de contentar a todos y sale con Magnus (no, no es Magnus Bane) que a mí desde el principio me parecía un idiota pero ella está completamente enamorada de él. La familia de él es la típica con la que no puedes jugar ni al trivial porque te van a aplastar y tú vas a sentirte terriblemente tonta. Aunque te llevas una gran sorpresa con ellos. 

Todo empieza cuando Polly coge un móvil de la basura porque le han robado el suyo y un desconocido llama. Tienen una discusión sobre la devolución del móvil y ella suelta un "lo de la basura ya no es de nadie". Sí, osea si te encuentras una cartera en la basura y la policía te para tú di que si está en la basura es algo de todos, ya no tiene dueño. Bueno, ella le suplica que le deje el móvil porque si encuentran el anillo van a llamar allí y entonces Sam, el "dueño", es bueno y se lo presta. A partir de ahí empezarán una relación basada en reenviarle los emails que llegan, mandarse mensajes que acaban siendo hasta graciosos, hablar por telefono de vez en cuando. Es algo que me encantó porque los dos, gracias a esos emails, se ayudan el uno al otro porque ninguno de los dos está bien. Los dos tienen su pasado y comparten una cosa que les unirá más. Los días irán pasando y se acercará la boda de Polly, ¿qué pasará? Además, en la empresa de Sam pasarán cosas y quizás Polly pueda resolverlos, quién sabe.

La novela en sí me ha encantado, me ha hecho reír un montón y me ha conquistado. Los personajes son increíbles, realistas, y muy muy bien creados, podría decirse. La trama es sencilla, como siempre, pero magnífica y te atrapa. El ritmo es ágil, Sophie sabe cómo contar una historia y sabe cómo hacerla divertida. Polly está histérica por lo del anillo y te ríes tanto en algunas situaciones. Además, detrás de ese anillo hay una historia que no te esperas. 

Divertida, personajes con los que te encariñarás, una historia bonita, y unos mensajes que harán que busques en todas las papeleras haber si encuentras un móvil en la basura.

No hay comentarios: