5/9/14

El chico malo



Atrévete a sentir el lado rebelde del amor. «Beau era el chico malo de la ciudad y yo la chica buena. Se suponía que no debía ocurrir.» Beau Vincent es maleducado y peligroso, el típico chico malo. Entonces, ¿por qué la buena de Ashton, que tiene en Sawyer al novio perfecto, no puede evitar sentirse irresistible mente atraída por él?

¿Quieres leer una historia de chica se enamora de chico pero no puede estar con chico porque tiene novio? Pues esta es tu historia. Tengo que decir que me ha gustado más que el segundo libro, pero me gusta más la prima. ¿Que de qué hablo? Ahora os lo explico.

Los hermanos Vicen son dos libros. Uno es el chico bueno y el otro es el chico malo. Y hay dos primas, una es la mala y la otra la buena. A mí me cae bien el chico malo, pero prefiero a la chica buena.¿Lo bueno? Es que por una vez los malos se juntan y los buenos se enamoran. Y qué queréis que os diga, pero Ashton me cae fatal.

La verdad es que este es un libro para pasar el rato, de esos que te lees porque quieres despejarte y olvidarte del mundo un rato. ¿Queréis uno así? Pues este es idóneo para ello. Es un libro tonto, con los típicos líos amorosos, nada nuevo. 

Beau y Ashton empiezan a quedar cuando Sawyer, el bueno, está de vacaciones. Los tres han sido amigos desde niños, pero cuando crecieron sus caminos se separaron. Bueno, más bien, cuando Ashton y Sawyer empezaron a salir, Beau se largó. Los dos aprovechan que el novio no está para pasar tiempo juntos y, claro, reavivan esa chispa que tenían. Total, que esto acaba en triángulo amoroso. 

Está escrito de forma sencilla. Lo justo para que se lea rápido y disfrutemos. La verdad es que el nombre de la novela me hace reír. "El chico malo" parece la típica historia de amor con portada horrible, de esas que dan vergüenza ajena. En serio, no sé en qué piensan cuando ponen los títulos... prefiero ni saberlo.

En este libro nos encontramos amor, sexo (porque ahora, al parecer, todos los libros tienen que tener sexo de por medio), y chicas tontas que no piensan. Pero tengo que decir que me gustó, sobre todo porque el chico me caía bien... ya sabéis que yo y las chicas de los libros nos llevamos mal, normalmente. 

Así que bueno, no está mal como lectura de verano y de transición.


PD: hoy estoy haciendo una de mis últimas recuperaciones de septiembre, antropología, así que desadme suerte

No hay comentarios: