9/3/15

Reseñas express


Últimamente he leído un montón, y no tenía muy claro si poneros una reseña cada día (hasta que acabarais hartos de mí) o si directamente poner unas cuantas seguidas y el resto de días de la semana traeros otras cosillas (tranquilos, que habrá más reseñas). Como véis he optado por la segunda opción. ¿Os habéis leído alguna de las cosillas de las que hoy os hablo?

La noche de la luna negra de Sherrilyn Kenyon
Fang Kattalakis no es un lobo cualquiera; es el hermano de dos de los miembros más poderosos del Omegrion, el consejo que dicta las leyes de los Cazadores Arcadios y Katagarios. Cuando la guerra estalla entre los licántropos, todos deberán escoger en qué bando luchar. Los enemigos se convertirán en aliados y Fang verá estrictamente prohibida su verdadera pasión... Cuando Aimée Peltier, la cazadora Arcadia a quien Fang ama, es acusada de traicionar a su gente él será su última esperanza. Pero para salvarla, tendrá que vulnerar las leyes de los suyos y quebrantar la confianza que sus hermanos han depositado en él.

Esta novela es distinta de las otras de la saga. ¿Por qué? Porque hasta que Aimée y Fang acaban juntos pasa muchísimo tiempo, no es cuestión de semanas como en otros. Y es un amor prohibido entre una osa y un lobo (sí, cruce de especies, queridos). Una vez más Sherrilyn Kenyon ha conseguido mezclar el mundo mitológico con el real de una forma maravillosa y creíble, nos lleva a otro mundo y realmente te lo crees porque esta señora tiene, desde luego, un don para lograrlo. Además, es interesante porque a lo largo del libro van pasando cosas que han pasado en los anteriores libros, como lo de Vane y su Bride (sí, mi chica favorita en los libros). Es una novela entretenida que se acaba en un suspiro porque te logra enganchar y es imposible no seguir y seguir y seguir leyendo. Yo os la recomiendo, desde luego no es un libro más de Cazadores oscuros. 


4/5

Will Grayson, Will Grayson de John Green & David Levithan

Will Grayson tiene dos reglas en la vida: callar y no implicarse en nada. Sin embargo, su mejor amigo, Tiny Cooper, está decidido a buscarle novia y a montar su musical autobiográfico: Tiny Dancer. Muy cerca de él hay otro Will Grayson: un chico melancólico que no tiene nada bueno a lo que agarrarse. Lo único que hace que su vida merezca la pena es su relación online con Isaac, al que nunca ha visto en persona. Una fría noche de invierno, los dos Will Grayson se cruzarán en una esquina cualquiera de Chicago. Por suerte para ambos, Tiny está decidido a empujarlos hacia la felicidad, el amor y, por supuesto, el musical más fabuloso jamás representado en un instituto

Si Will Grayson, Will Grayson fuera una película habría sido apoteósica. Si algo me gusta de estos dos hombres es su forma de escribir y las historias que te cuentan, ambas cosas únicas y maravillosas. La historia trata de dos Will Grayson, ambos son igual de negativos y bordes, que viven dos situaciones distintas.

Llevaba tiempo queriendo leérmelo y me daba algo de miedo hacerlo en inglés ya que son dos autores complicados (en el buen sentido, claro) por lo que esperé hasta que lo publicaran en nuestro idioma (que ya sabemos todos que lo iban a hacer porque Green está de moda). Tenía curiosidad porque Levithan es un autor que me encanta y que siempre me ha parecido muy especial, me había leído de él Cuaderno para dos y A de amor, libros que me encantaron, por lo que Will Grayson, Will Grayson era indudable que acabaría siendo devorado por mí. De Green me he leído todos excepto Looking for Alaska, que lo estoy dejando para cuando me apetezca, así que también quería leerme este libro para ver qué había creado con el genio de Levithan. ¿Y qué han hecho? Una pedazo de novela sobre el amor, la amistad, la tolerancia, la familia... Es un libro que me ha hecho reír, llorar, y acabarlo con una gran sonrisa en la cara. Es una novela que recomiendo muchísimo porque, de verdad, es un lujo leer a estos dos hombres. Tienen un estilo precioso. Sí, PRECIOSO. Y si algún día les conozco, cuando se me pasen los nervios, pienso darles un gran abrazo porque hacen maravillas con las palabras. Los personajes son inolvidables, la historia maravillosa y el mensaje buenísimo. Total, que lo leáis. 
5/5
La caída de un libertino de Raine Miller
A Jeremy Greymont le gusta disfrutar sin preocupaciones con mujeres anónimas que no significan nada para él. Pero tras una existencia jalonada de cortesanas y buen whisky escocés se le ha acabado el tiempo. Su abuelo le ha lanzado un ultimátum: debe casarse y concebir un heredero lo antes posible. La encantadora Georgina Russell parece la respuesta perfecta a su problema. Le intriga y atrae como ninguna otra mujer hasta ese momento y por ella se siente dispuesto a renunciar a los juegos sexuales que tanto le gustan. Sin embargo, Georgina fue víctima en el pasado de un brutal asalto que la ha dejado marcada psicológicamente. Algo que él no sospecha y contra lo que tendrá que luchar con todas sus fuerzas, en especial si quiere conseguir que sea ella la que ponga fin a su eterna soltería. 

Antes de que os hagáis con expectativas de profundidad os advierto de que esta novela es una novela romántica. Ni más ni menos. Por lo que hay todo lo que te esperas en una obra de este tipo: amor a raudales, un misterio para darle vidilla al libro, y un personaje masculino que cómo está. La caída de un libertino es una novela bastante entretenida que se lee en menos de lo que se dice quidditch, por lo que es perfecta para una tarde en la que no tienes nada que hacer. Si habitualmente el hombre suele ser el del pasado tortuoso, esta vez la que ha vivido algo horrible es ella, Georgina, que me parece algo tonta pero se hace soportable. La historia podría dividirse en dos perfectamente porque para mí hay un antes y un después. Tengo que decir que a veces Jeremy me da algo de grima y que me salté las partes tórridas del libro porque no me gustan. El libro está muy bien y trata el tema del maltrato y la violación (bastante brutales). Es una historia de época y hacedme caso que os entretendrá lo vuestro.

3/5

La hija del amor de Philippa Carr

El rey ha vuelto al trono, pero Inglaterra sigue desangrándose en la agitación política y religiosa. La turbulencia no tarda en llegar a las puertas del sereno castillo de Eversleigh, donde la joven Priscilla se entrega al fugitivo Jocelyn Frinton en un instante de pasión juvenil. Desesperada por esconder su caída, Priscilla marcha a Venecia. Allí, la actriz Harriet Main hace pasar a la hija ilegítima, Carlotta, por suya. Junto con la niña, nace una conspiración. Acosada por un pasado que la perseguirá a lo largo de años, Priscilla ve apilarse a su alrededor a los cazadores de fortuna. Hasta que Carlotta se convierte en presa de codicia y venganza. Priscilla debe hacer su último sacrificio, aun a costa del hombre que ama. Un sacrificio fundamental para el futuro de su hija y de todas las mujeres de la estirpe Eversleigh.
Tengo que reconocer que me ha costado muchísimo terminar esta novela. Principalmente por la traducción, que a mí no me ha parecido muy buena (y mira que no soy de quejarme de estas cosas) y secundariamente porque no ha conseguido engancharme. La historia de amor de la novela me parece muy rápida, creo que podrían haberla desarrollado más porque se enamoran en plan "te veo y me enamoro", y es un amor a primera vista que no te lo crees. En mi opinión, La hija del amor es una novela que debería haberse desarrollado en una trilogía porque creo que todo va deprisa y corriendo, como si le hubieran dicho "hazme una novela de tantas páginas autoconclusivo" y creo que eso ha provocado que acabe siendo un libro bastante flojo. Los personajes son algo insoportables, y planos, realmente no veo que maduren al final del libro. La subtrama que se le añade cuando llegan a Venecia me parece forzada y creo que sobraba o, como he dicho antes, daba para un libro a parte porque todo va muy forzado. Total, que es entretenido pero no es un libro que recomendaría. 

2/5

2 comentarios:

Carmelo Beltran Martinez dijo...

¿Cuántos libros lees por dia? ¡Vaya barbaridad!

Miss Darcy dijo...

Pues, Carmelo, últimamente voy un poco lenta pero voy a un libro al día o uno cada dos días jaja