20/4/15

Un canalla siempre es un canalla

 
Hace una década, el Marqués de Bourne fue repudiado de la sociedad con el único privilegio de su título. Ahora que es socio del más exclusivo club de juego de Londres, el frío y despiadado Bourne hará lo que sea necesario para recuperar lo que le pertenece, incluso si eso conlleva casarse con la perfecta Lady Penélope Marbury. Un compromiso roto y años de decepcionante noviazgo han dejado a Penélope sin interés alguno más allá de un tranquilo y cómodo matrimonio. Suerte que con su nuevo marido tiene acceso a un inexplorado mundo de placeres. Bourne puede ser el príncipe de los bajos fondos de Londres, pero jura mantener a Penélope alejada de su maldad, todo un reto para él, ya que Lady Penelope descubrirá sus propios deseos, y su voluntad de no apostar nada en ellos, ni siquiera su corazón.

Sarah Maclean me conquistó mi corazón literario cuando leí 9 reglas para conquistar a un granuja y, como muchas otras, decidí que leería todo lo que ella escribiera porque tenía pinta de ser tan bueno como esas novelas. ¿Y sabéis qué? Que no me he equivocado. Algo que me encanta de sus novelas es que todas son frescas, como una brisa de verano (sí, para mí esas son frescas) y te dejan con un buen sabor de boca.

Los protagonistas de esta saga (porque van a ser cuatro libros, que estoy deseando leer) son el Marqués de Bourne, que ha decidido demostrar al hombre que le humilló que él también puede acabar con él, y Lady Penélope, que parece que no va a encontrar marido nunca. 

El Marqués perdió todo lo que poseía en una apuesta cuando era un jovencillo. El padre de su mejor amigo le ganó todo lo que tenía y desde entonces Bourne ha decidido vengarse. Unos cuantos años después es socio de un club de juego donde no tiene piedad a la hora de echar a alguien a la calle (como hicieron con él) y sus objetivos son conseguir las tierras que le fueron arrebatadas y humillar al viejo que le quitó todo. Penélope fue humillada cuando su prometido decidió casarse con otra mujer por amor (cuya historia se ve en la trilogía 9 reglas para conquistar a un granuja) y, tras esa ofensa, empieza a buscar lo mismo para ella porque ¿quién no quiere que la amen? Así que rechaza a todos los que piden su mano. Lo que Lady Penélope no puede imaginarse es que su padre ha unido a su dote unas tierras que ganó a un señor, quién las ganó a un joven hace años. Sí, ya os podéis imaginar lo que pasa después. Un Marqués que quiere unas tierras y una Lady que posee esas tierras. 

La novela te cuentan las aventurillas que van teniendo el Marqués y Penélope, el trato que  hacen (que es bastante interesante y que demuestra lo buena que es ella), las discusiones que tienen y las alegrías que se dan al cuerpo. Además, también te cuenta lo que pasa en la casa de las apuestas de Bourne, que a mí me ha encantado, y lo que pasa cuando Penélope decide ignorar las órdenes del Marqués.

Algo que me encanta de MacLean, supongo que como a todas las que leemos sus libros, son las conversaciones que hay a lo largo del libro. Seguramente en la época en la que se basan todas se habrían escandalizado por la forma en la que una mujer habla a un hombre porque las chicas de estas novelas tienen la lengua bien afilada y no les importa poner verdes a otra persona, son irónicas, mordaces y divertidas. Todas tienen un gran carácter y no se acobardan ante nada, saben lo que quieren y luchan por ello. 

Si queréis divertiros una tarde yo que vosotros cogería este libro y lo disfrutaría porque es maravilloso. No es una gran historia porque la trama es la típica pero lo cuenta de tal manera que es pura maravilla. 

Yo, de verdad, os lo recomiendo muchísimo y os diría que lo leyérais. Si lo veis el día del libro en alguna librería ¡no dudéis en comprarlo!
 
Pd: Sí, he cambiado el sistema de puntos, a partir de ahora será por estrellitas coloreadas, me parece que queda mucho mejor y más bonito. El viernes tendréis reseña y a lo largo de la semana un montón de entradas. Siento haber estado desaparecida. Que tengáis buena semana :)

No hay comentarios: