21/9/15

Matar a un ruiseñor


Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama (EE. UU), cuando su padre, Atticus, decidió defendes ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca.

Os confieso que llevaba uno o dos años con este libro entre mis estanterías y la vez que empecé a leerlo no me apetecía realmente, así que lo dejé para otro momento. Cuando anunciaron Ven y pon un centinela decidí que era un buen momento para leerse la novela ya que estaba deseando leer ese segundo libro.


Al principio el libro, lo reconozco, me aburrió un poco y cada pocas páginas me pregunté ¿para qué me explican el día a día de los Finch si se supone que esto va de un juicio? Sí, yo solo sabía eso de este libro , y supongo que es lo que todos sabemos. Al final acabas entendiendo a qué venía eso y es que, aunque parezca que no, es importante para saber quién es Atticus. Todo está escrito de tal manera para que cuando llegue el juicio entiendas perfectamente quién es ese hombre y para que sepas con seguridad que luchará hasta el final en un caso que, en aquella época, era imposible de ganar. 

Toda esta historia se ve desde el punto de vista de la hija de Atticus y es muy interesante porque ves las cosas desde otra perspectiva. Los niños siempre ven las cosas de otra manera, y aunque a veces Jean Louise sea un poco para darle dos tortas, es bonito ver lo unidos que están ella y su hermano a su padre, lo que les pasa día a día (sobre todo a ella por saber leer a su edad cuando no debería) y cómo se enfrentan a lo que pasa con su padre y el hombre al que defiende. Además, en cierto momento pasará algo que hará que te plantees un montón de cosas y que pienses ¿por qué a él sí y al otro no?

Tengo que deciros que yo suelo leer temas por épocas, es decir, una vez me dediqué unas semanas a leer novelas sobre el nazismo y stalinismo, otra sobre cáncer, otra sobre temas raciales... y esta no cayó entre mis manos en la semana racial porque aún no la tenía, y no quería ir a la biblioteca a por él sino que quería tenerlo yo. Y la verdad es que me alegro de haber esperado, es una novela que puede leerla cualquiera pero creo que yo la he disfrutado más por leerla ahora, a mis veinte. 

De verdad que yo os recomiendo que la leais. Es una muy buena historia, muy interesante y bastante dura. Matar a un ruiseñor es una gran novela que creo que deberíais leer. La podéis encontrar en cualquier lugar, yo esta edición la tuve por tres euros, creo, así que no tengáis miedo al precio porque en cuanto busquéis un poco la encontráis. 

¿La habéis leído? ¿Qué os ha parecido?

1 comentario:

Carmelo Beltran Martinez dijo...

Uno de mis libros favoritos. Me lo llevé un año con mi familia de veraneo y mientras lo leía no supieron nada de mí.

Saludos.