2/12/15

La calle Andersen



En la Copenhague de plena revolución industrial, una niña corre por las calles nevadas, huyendo de un grupo de adolescentes con obvias malas intenciones. Kay y Gerda, no mucho mayores que la víctima, ven la persecución y cómo -muy al estilo de la época, en que la vida de un pobre apenas contaba para nadie- nadie se molesta en ayudar a la niña. Ellos sí lo harán, enfrentándose al grupo... y acabarán siendo salvados por un misterioso tercer personaje.


Hace tiempo vi esta novela en librerías y confieso que al principio no me llamaba mucho la atención, tal vez porque lo veía un poco infantil. Tenía una especie de lucha interior, por una parte quería leerlo porque me llamaba la atención que estuviera relacionado con los cuentos de H. C. Andersen, por otra pensaba que era para niños y que no me iba a gustar. Al final, ante la duda, se lo pedí a la Galera y amablemente me lo mandaron para que lo disfrutara. ¡Y tanto que lo disfruté! Juntar la narrativa de Sofia Rhei y de Marian Womack con las ilustraciones de Lola Rodríguez fue todo un acierto porque han creado un libro maravilloso. 

Soy una de las que no se ha leído aún La reina de las nieves, sobre todo por falta de tiempo, pero sé de qué va la historia (estoy segura de que muchos de vosotros también) pero aunque no sepáis la trama podéis leer perfectamente esta historia porque las autoras ya se han encargado de eso ya que a veces hablan del antes, de lo que pasó cuando Kay y Gerda desaparecieron. Pero esta historia no va de eso, sino de unos niños que desaparecen. Y no están solos, sino que conocen por casualidad a Adda y a Joachim. Los cuatro trataran de descubrir qué es lo que pasa y quién se lleva a los niños, aunque los que más se lo toman en serio son Kay y Gerda. Gracias al personaje de Joachim conoceremos el mundo de los autómatas ya que está maravillado con un juguetero que es capaz de crear juguetes que parecen tener vida propia y tan reales que parecen humanos. 

A pesar de estar escrito a cuatro manos no lo parece, no sabría decir qué escribe Rhei y qué Womack y eso me maravilla. Siempre he encontrado fascinante el que dos personas escriban algo y no saber qué ha hecho qué. Entre las dos han creado una continuación a La reina de las nieves que me ha parecido maravillosa y que consigue que tengas ganas de ir a por un libro con los cuentos de H. C. Andersen para leerlo y descubrir cómo era antes, qué pasó exactamente para que Kay sea el de ahora. Porque sí, me ha fascinado el personaje de Kay, más que los otros tres, creo que sin quererlo tiene todo el protagonismo porque es tan misterioso que necesitas saber qué pasa por su cabeza. 

Algo que no me ha gustado es que faltan descripciones del lugar en el que está situada la historia. Muchas veces no hace falta describir cada pequeño trozo de un sitio porque no es lo importante, pero creo que en este caso era necesario saber un poco más del pueblo para poder situarnos bien, para poder meternos más en la historia. Creo que eso es lo que ha fallado, sobre todo al tratarse de un pueblecito alemán con unas casas especiales (si has visto documentales sabes de lo que te hablo pero si no estoy segura de que echarás de menos que las autoras hablen de ello). 

La calle Andersen es un libro maravilloso, con misterios, autómatas, y aventuras que creo que os encantará. Estoy segura de que si la leéis os gustará al igual que me gustó a mí y ahora que se acercan las navidades ¿qué mejor que regalar este libro? De verdad que entre las ilustraciones de Lola Rodriguez y la historia de dos autoras maravillosas como Sofía Rhei y Marian Womack merece la pena. 

Feliz semana :)

No hay comentarios: