1/8/16

¡Cerramos por vacaciones!

Hola a todos, he decidido descansar desde hoy hasta el día ocho de septiembre. ¿Por qué? Pues porque tengo que estudiar para los exámenes de septiembre y quiero hacerlo sin estar pendiente de si he actualizado o no el blog, porque es algo que, aunque creáis que no, acaba agobiando. Además, quiero intentar terminar de una vez por todas la novela que estoy escribiendo, y si estoy pendiente de estudiar y del blog no voy a hacerlo (ni eso, ni tener vida social para no volverme loca en agosto). Así que no es que sean unas vacaciones, si no que es un parón para dedicarme a las otras cosas sin volverme loca y pudiendo centrarme en las dos cosas que necesito hacer. Además, quiero sacar buenas notas en los exámenes para tener una media buena. Así que nos vemos en septiembre, espero que tengáis un mes fantástico y que disfrutéis de vuestras lecturas. Gracias por leerme, nos vemos en septiembre.

31/7/16

Sentido y sensibilidad, La abadía, Sanditon y Mansfield


Hoy se acaba este mes austenita y he decidido que os voy a hablar de estas cuatro obras a la vez, porque mañana me voy de vacaciones (mentira, me voy a la terraza de mi casa a estudiar las que me han quedado para septiembre y sacarlas con una buena nota) y est semana he estado leyendo y me ha dado una pereza tremenda ponerme a hacer entradas como una loca (para qué os voy a mentir, ¿no?). Así que allá vamos que son cuatro.

De la primera que os quiero hablar es de Sentido y sensibilidad, una novela que nunca me ha llamado mucho incluso después de leerla pero a la que tengo cariño por el coronel. ¿De qué va? Al morir su padre, las hermanas Dashwood, de caracteres completamente opuestos, deberán abrirse paso en la hipócrita sociedad de la Inglaterra de principios del S.XIX. Bueno, lo de completamente opuestos os digo de verdad que no es una exageración. Por un lado tenemos a Elinor, la  hermana responsable, generosa, discreta, y por otro a Marianne, la hermana egoísta, pasional y egoísta. Es una obra que no  se parece a la otra, no tienes el sentido del humor que hay en obras como Emma, y quizás se parezca un poco a Persuasión en cuanto al desarrollo lento de la historia. El desarrollo de los personajes es maravilloso, y aunque hay bastante exageración te puedes imaginar a Marianne perfectamente, me
atrevería a decir que conoces a algunas incluso en este siglo y es que ella representa a esas adolescentes que se enamoran y se atreven a soñar, yendo más alla de lo que la sociedad admite como correcto. Elinor, en cambio, representa al modelo de mujer del siglo XIX, educada, contraria a las demostraciones públicas de afecto, tranquila, responsable... y es una de las mujeres más buenas que he conocido en la literatura. La verdad es que de este libro lo mejor no es la crítica, que la hay ya que Jane Austen te habla de cómo intentan superar el día a día unas mujeres que se han quedado sin la protección de un hombre, y que deben encontrar marido porque ¡cómo van a vivir ellas solas como unas solteronas! sino que lo interesante es el desarrollo de los personajes, sobre todo de los femeninos, y la historia que hay tras las páginas (que como os he ido diciendo estos días, no es todo lo que parece). ¿Hay amor? Sí. ¿Es lo importante? Otra vez, NO.

Adaptación favorita: 1996 con Emma Thompson y Kate Winslet (dos de mis mujeres favoritas)
Edición favorita: Alba clásicos, la de tela, aunque yo tengo la de bolsillo que sacó Penguin

De la siguiente que os voy a hablar es de La abadía de Northanger, la cuál ahora mismo me hace reír y estoy deseando volverla a leer porque me parece muy divertida. ¿De qué va? La vida de la joven Catherine Morland –miembro de la numerosa familia de un modesto clérigo rural–­ discurre apaciblemente en la campiña inglesa, donde se entrega con pasión a su distracción favorita: leer novelas de género gótico, llenas de pasadizos ocultos, mazmorras y misterios. Una invitación en la vida real, sin embargo, la lleva a la ciudad de Bath, donde ella y su hermano James establecerán relaciones con los Thorpe, ambiciosos y manipuladores, y los Tinley, vástagos de una distinguida familia cuya hacienda, que ostenta el pintoresco nombre de “Abadía de Northanger”, despierta en Catherine las más escalofriantes y deliciosas expectativas. Os lo resumo en chica amante de las novelas de terror gótico va a una casa que parece sacada de sus libros, y se emociona. La verdad es que me hace mucha gracia precisamente por eso, porque me es fácil imaginarme en su papel. Básicamente soy yo dentro de unos meses cuando vaya a... ¡ja, aún no voy a decirlo, ya os enteraréis! Este libro es una parodia de las novelas de terror, ni más ni menos, y es súper entretenido porque vas viendo como Catherine se monta una paranoia en su cabeza de todo lo que puede haber en esa casa, y vas viviéndolo con ella. Sabes que no va a pasar nada, porque el libro quiere reírse de esas novelas, pero a la vez estás pensando "pasará, no pasará". También hay crítica a la apariencia de las familias de clase más o menos altas, ya que muchos fingían tener dinero que no tenían para no ser mal vistos en la sociedad y unos personajes que a mi parecer son fantásticos. Yo lo considero un libro indispensable de Austen, os enamoraréis de Tilney (un chico austenita que pasa mucho desapercibido pero que al final está en nuestro corazón) y hay un montón de malentendidos que hacen la novela entretenidísima. Eso sí, la abadía no la conoces al principio porque primero Catherine tendrá que conocer a los Tiliney y a los Thorpe para poder ir a ese fantástico lugar. ¿Hay amor? Sí, pero en esta casi no tiene protagonismo.

Adaptación favorita: 2007 por la BBC
Edición favorita: alba clásicos en tela.

¿Os suena ella? Sale en Doctor Who y Penny dreadful
Mansfield Park es el libro que menos me gusta y, curiosamente, es la novela más larga de Jane. No sé por qué nunca me ha gustado demasiado, ni cuando lo leí ni cuando lo releí, creo que es el conjunto de la trama y de los personajes. ¿De qué va? Fanny Price es aún niña cuando sus tíos la acogen en su mansión de Mansfield Park, rescatándola de una vida de estrecheces y de necesidades. Allí, ante su mirada amedrentada, desfilará un mundo de ocio y de refinamiento en el que las inocentes diversiones alimentarán maquinaciones y estrategias de seducción. Ese mundo oculta una verdad peligrosa y solo Fanny, desde su sumiso silencio, será capaz de atisbar sus consecuencias y amenazas. La verdad es que a Fanny no la tengo ni cariño, pasó por mi vida y se fue sin dejar ninguna huella, y las malas adaptaciones. ¡Es que esta chiquilla no tiene ni sangre en las venas! Pero en esta novela hay crítica y Jane Austen vuelve a defender el matrimonio por amor y no por dinero, el derecho de una mujer a elegir a su marido. Los personajes son muy egoístas, excepto Fanny que se salva y Edmund a veces, y Jane también critica a esa alta sociedad a la que mandaron a Fanny a los nueve años y de la que se desatendieron nada más llegar. Y tiene algo que el resto no tiene, y es que en este libro se desarrolla una especie de obra de teatro donde sucederán un montón de cosas y que es un elemento bastante importante para los acontecimientos de la novela. En esta novela quizás el amor cobra algo de protagonismo en momentos, ya que Fanny medio admira medio está enamorada de cierta persona, pero es como en el resto de novelas de Austen, lo importante es la crítica a la sociedad.

Y, por último, este mes austenita lo cerramos con Sanditon. ¿Qué es Sanditon? Pues es una obra que empezó a escribir Austen pero que no pudo acabar y que, por suerte, está incluida en mi edición de Persuasión. ¿De qué trata? El Sr. Parker, el hombre más reconocido de un pequeño pueblo costero llamado Sanditon, sufre un accidente lejos de su casa y la familia Heywood le acoge a él y a su esposa. Después de trazar una fuerte y hermosa amistad, la familia Parker se llevan con ellos a Sanditon a la hija mayor de la familia Heywood, Charlotte. La verdad es que no se puede decir mucho de esta novela porque casi no hay nada escrito, unas primeras páginas de algo que no se sabe muy bien qué iba a ser. ¿Un relato? ¿Una novela? Aquí lo que se llega a ver es un poco la vida en un pueblo, y unos personajes bastante reales con enfermedades, algunos hipocondríacos, y nerviosos (ay Jane, tú y tus personajes histéricos). La verdad es que no se sabe muy bien por dónde iba a ir la historia. Algunos dicen que podría ser un Orgullo y prejuicio pero en otra versión, otros que simplemente una historia de un pueblo y donde hay intrigas por fortunas y demás No se sabe bien, la verdad es que simplemente quería que supierais que existe y que, si os entra curiosidad, os la leáis para que veáis lo que un autor puede hacer simplemente con las primeras páginas de un libro.

Y se acabó. Hoy finaliza oficialmente el mes austenita. Me ha gustado mucho hacerlo, espero estar a su altura, y quizás en un futuro haga algo así pero de Shakespeare, aunque combinándolo con otras lecturas. Espero que os haya gustado y no dudéis en comentar. Gracias por todo. Un abrazo enorme. 

PD: Si no os habéis visto ya Austenland no sé qué habéis hecho hasta ahora con vuestras vidas. ¿Sabéis ese bolso que tiene la protagonista? Lo tengo. Podéis comprar eso y mucho más AQUÍ.